Pocas especies jurásicas tan asombrosas como el Dilophosaurus. Se trata de una criatura espectacular, y no solo por las crestas que puede desplegar alrededor de su cabeza en situaciones de amenaza, sino porque puede escupir veneno a sus oponentes.

misilproducciones.com